miércoles, 19 de junio de 2013

RECETAS: BACALAO CON TOMATE

Recetas para Adelgazar: Bacalao con tomate



Qué rico este bacalao con tomate!!!


Ingredientes (3-4 personas):

  • 1 kg. de lomos de bacalao fresco.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 bote de 500 gramos de tomate natural tritutado.
  • 1 ajo.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal (opcional)


Preparación:
  1. En una sartén grande antiadherente untar unas gotas de aceite de oliva virgen.
  2. Pelar y cortar la cebolla en juliana. Echar a la sartén cuando se empiece a calentar el aceite.
  3. Pelar y picar el ajo, retirando el centro y echar a la sartén.  
  4. Cuando la cebolla empiece a estar transparente, añadir los lomos de bacalao.
  5. Hacer a la plancha durante un par de minutos y dar la vuelta. Añadir tomate natural tritutado, mover y dejar cocer unos 5 minutos. Dar la vuelta y dejar un poco más, hasta que el tomate esté a tu gusto.
  6. Una vez hecho, probar y rectificar de sal (en principio, esta receta no necesita sal, porque el bacalao es un pescado muy salado)
  7. Servir los lomos de bacaclao recien hechos, acompañados de la salsa de tomate.


Consejos:

Presentación:  servir recién hecho, decorar con unas hojas de menta, hierbabuena o perejil.


Contenido calórico e información nutricional:

Esta receta tiene aproximadamente 295 calorías por ración. El bacalao es un pescado blanco, con muy poco contenido de grasa, sólo 1%, y contiene unas 75 calorías por 100 gramos. Este pescado contiene proteínas, vitaminas A, B, C, D y K y minerales, sobre todo potasio, fósforo, magnesio, hierro y calcio. Y es un alimento muy rico en yodo, beneficioso para el metabolismo. Así que esta receta, además de sana, es perfecta para tu dieta (si estás con la dieta Dukan, a partir de la fase de crucero, en los días pv).



Buen provecho!

martes, 18 de junio de 2013

LA DIETA DE LOS 31 DÍAS



La dieta de los 31 días 

promete hacerte perder 5-8 kilos en un mes.



Ya sabéis que no creo en las dietas "milagro", que prometen adelgazar mucho en poco tiempo. Al final, con el efecto rebote te llevas lo que has perdido, y algún kilo más, de "regalo". Lo único que tiene sentido para adelgazar es comer ligero y practicar deporte todo el año. Pero si estás a un mes de irte a la playa y todavía no has perdido los kilos que te sobran, como me pasa a mí, puede que te venga bien esta "Dieta de los 31 días"

La semana pasada vino a España Àgata Roquette, una nutricionista famosa de Portugal, a presentar su "Dieta de los 31 días". Promete que puedes perder entre 5-8 kilos en un mes, sin pasar hambre. Suena bien, desde luego. La dieta al completo viene explicada en su libro, que ya es un best-seller.

Básicamente, es una dieta rica en proteinas que restringe los hidratos de carbono (cereales, bollería, arroz, pasta...), la fécula y las legumbres. Puedes tomar todo tipo de lácteos desnatados, pero con ciertas limitaciones: leche desnatada (máximo un vaso al día), yogur desnatada (una unidad), queso burgos desnatado, etc.

Y luego puedes comer las cantidades que quieras de carne, pescado, marisco y huevos, (cocinado a la plancha, cocido o al vapor), sin limitación. La diferencia más grande con las dietas de proteinas tipo Dukan es que puedes comer todas las verduras y hortalizas que quieras,  excepto las que tienen un alto índice glucémico (como remolacha, calabaza, etc.). La fruta la introduces después.

Lo que me gusta de esta dieta es que tiene en cuenta los hábitos de la dieta mediterránea, por ejemplo, te quita el pan, pero te permite comer una rebanada en el desayuno (Me encanta! No perdono mi tostada de pan con tomate y jamón para desayunar).

Incluso dice su autora que un día a la semana puedes comer lo que te de la gana (pero eso ya me cuesta más creerlo...).


Esta dieta tiene 4 fases:

 

  • Fase 1: Adelgazamiento. Dura 15 días y no puedes tomar hidratos de carbono, salvo el pan del desayuno. Pero si quieres perder más rápido, incluso te recomienda sustituirlo por una tortilla. En esta fase se supone que puedes perder de 2 a 3 kilos y bastante volumen.
  • Fase 2. Adelgazamiento. Otros 15 días aproximadamente (hasta conseguir tu peso deseado) y en el que se introducen gradualmente alimentos como la fruta. Puedes perder de 1 a 2 kilos.
     
  • Fase 3. Alternativa. Pasas a esta fase cuando estés a punto de lograr tu peso ideal. Puedes empezar a comer  hidratos de carbono (salvo por la noche), por eso la pérdida de peso es menor. Se pierde como mucho un kilo.
     
  • Fase 4. Mantenimiento. Una vez finalizada la dieta, para mantener el peso que has conseguido, puedes comer de todo, pero moderando las cantidades. El tema es combinar los alimentos para crear recetas ligeras y deliciosas.


Si es verdad que adelgazas sin pasar hambre, esta es mi dieta!!! :-)

Ya os contaré más cuando me compre el libro y me lo lea. 

El que la haga que comparta la experiencia y nos cuente qué tal.

Saludos!

miércoles, 12 de junio de 2013

BIZCOCHO DE AVENA Y CREMA

Bizcocho integral de salvado de avena y crema


Tenéis que probar este bizcocho integral! 
Sano y riquísimo!!!



Ingredientes (4 raciones):

  • 8 huevos huevos grandes (8 claras y 4 yemas).
  • 1 yogur desnatado o 4 cucharadas de queso batido desnatado 0% materia grasa 
  • 10 cucharadas grandes  de salvado de avena.
  • 5 cucharadas grandes de salvado de trigo.
  • 4 cucharadas grandes de leche desnatada en polvo.
  • 1 cucharada de aroma de vainilla.
  • 1/2 sobre de levadura en polvo.
  • 2 cucharadas de edulcorante en polvo (o líquido).
  • 1 rama de canela.
  • 2 cucharadas grandes de maizena.
  • 1 vaso grande de leche desnatada (250 ml.)
  • 1 pizca de colorante alimentario amarillo.

Preparación: Bizcocho:
  1. Separar las claras de las yemas y batir las ocho claras a punto de nieve con las varillas de la batidora.
  2. En otro bol, batir las 2 yemas con una  cucharadas de edulcorante líquido, 1 cucharada de aroma de vainilla y un yogur desnatado (o 4 cucharadas de queso batido desnatado 0% grasa).  
  3. Añadir la mezcla de las yemas al bol de las claras a punto de nieve y mezclar todo bien con las varillas. Ahora probar la masa a ver si nos gusta el sabor. Si estuviera muy sosa, se puede añadir un poco más de edulcorante.
  4. En otro bol mezclar  bien las 10 cucharadas grandes (muy llenas) de salvado de avena, las 5 de salvado de trigo, las 5 de leche desnatada y el medio sobre de levadura en polvo.
  5. Añadir la mezcla de salvados y levadura al bol de la mezcla de claras y yemas y batir de nuevo con las varillas hasta que quede una masa uniforme y ligera.
  6. Forrar un molde mediano para horno, con papel de hornear y echar la mezcla. 
  7. Meter en el horno ya caliente a 180º  y hornear unos 20 minutos. Para saber cuándo está hecho el bizcocho, introducir la punta de un cuchillo afilado hasta el fondo del molde y si sale limpio, está hecho, si sale mojado de masa, dejar más tiempo en el horno.
  8. Cuando esté hecho, sacar del horno y dejar enfriar encima de una rejilla. 
Preparación: Crema pastelera:

  1. En un cazo poner a hervir el vaso de leche desnatada con dos cucharadas de sacarina líquida y una rama de canela y una cáscara de limón. 
  2. Dejar hervir unos minutos a fuego medio y apartar del calor. Retirar la rama de canela, la cáscara de limón y la capa de nata de encima. 
  3. Añadir las dos yemas y batir enseguida y muy rápido con las varillas. Volver a poner al fuego.
  4. En un vaso batir  un poco de leche desnatada fría con las dos cucharadas de maizena con un tenedor, hasta que se disuelva totalmente.
  5. Cuando empiece otra vez a hervir la leche, añadir la  maizena y mover constantemente con una cuchara de madera hasta que espese. 
  6. Retirar del fuego, mover un poco más mientras se enfría un poco y echar encima del bizcocho.
  7. Dejar enfriar el bizcocho con la crema encima y listo para comer!

Lo que no se coma en el día, mejor conservarlo en el frigorífico y no más de 3 o 4 días.

Se puede comer este bizcocho en cualquier dieta.

Contenido calórico e información nutricional:

Este bizcocho  tiene aproximadamente 250 calorías por ración. Está hecho con cereales integrales: salvado de avena (aprox. 245 calorías por 100 gramos) y salvado de trigo (unas 270 calorías). El salvado es la cáscara externa del grano y contiene proteinas, vitaminas, minerales y sobre todo mucha fibra, que depura el organismo, te sacia y así te ayuda a adelgazar. Así que este bizcocho es perfecto para tu dieta. Si estás con la Dieta Dukan, a partir de la fase de crucero.


Buen provecho!

miércoles, 5 de junio de 2013

ENSALADA RÚCULA Y CANÓNIGOS

Ensalada de rúcula, canónigos, tomate y salsa de queso desnatado


Con este calor lo que más apetece comer son ensaladas
Prueba ésta de rúcula y canónigos con queso 0%, te encantará!



Ingredientes (2-4 raciones


  • 1 Bolsa de 300 gramos de rúcula y canónigos (o media bolsa de cada).
  • 1 tomate grande de ensalada rojo.
  • 2 cucharadas de queso de untar 0% materia grasa o queso batido desnatado.
  • 1 cucharada de vinagre de módena.
  • 1 huevo.
  • Sal. 

Preparación:
  1. Salsa de queso y vinagre de módena: en el vaso de la batidora echar: 2 cucharadas de queso batido desnatado o queso de untar 0% materia grasa, 1 cucharada de agua, medio tomate rojo maduro y una cucharada de vinagre de módena. Batir bien hasta que quede una masa homogénea.
  2. Echar en el centro de una ensaladera o fuente: la rúcula y los canónigos, alrededor gajos de tomate y encima la salsa. Decorar con huevo cocido picado.

Contenido calórico e información nutricional:

Esta ensalada tiene aproximadamente 175 calorías por ración  y la puedes comer en cualquier dieta (si estás con la Dieta Dukan, a partir de la fase de crucero, en los días de proteínas y verduras). La rúcula aporta poquísimas calorías, unas 25 por 100 gramos, pero contiene  muchas vitaminas (sobre todo vitamina A), fibra, minerales, ácido fólico y otros nutrientes que le confieren un elevado poder antioxidante y anticancerígeno. Como la rúcula tiene un sabor muy intenso, se equilibra de maravilla con la suavidad de los canónigos, pero aún así el sabor de la rúcula aromatiza la ensalada sin necesidad de mucho aliño, así que esta ensalada es perfecta para tu dieta.


Qué aproveche!